Colegio Alemán de Temperley
Colegio Alemán de Temperley
publicado el 18 de Julio de 2012

Presentación de Sala de Informática - Sala de 4 -

Deutschlandreise


No hay formulas mágicas para generar entusiasmo en los niños. A veces, acciones tan simples como apagar las luces adquiere significado cuando sienten que son los guardianes del planeta. Algunos blogs y páginas de internet contribuyen brindando información y promoviendo la participación infantil en el cuidado de la tierra.
Nicolás, de cuatro años, es un fiel defensor del agua. Cada vez que en casa alguien deja una canilla goteando, él corre a cerrarla. En el Jardín este pequeño aprendió, por medio de juegos y actividades grupales, que el vital elemento es un recurso escaso en el planeta y debe ser usado racionalmente. Los chicos no son ajenos a los problemas del mundo que los rodea.
A medida que crecen, se concientizan de los problemas ambientales; en casa a través de los padres, o en el Jardín, de los maestros. Sin embargo no es la única manera que los chicos lleguen a esta información.
En internet, de uso cada vez más generalizado, los niños encuentran un canal ?a través de páginas web y blogs dedicados a la ecología- para conocer, aprender jugando y participar, junto a otros chicos, en la búsqueda de soluciones ambientales.
Otra razón que favorece el uso de la web como promotor de cambios ambientales es el alcance de usuarios, a diferencia del medio gráfico y su costo.
Historias que dejan huellas
Otra modalidad son los blogs, sitios de internet que relatan en forma cronológica textos reales o imaginarios. Un ejemplo de ellos es Comarca Arcoíris. Su creadora es una joven escritora e ilustradora llamada Julia Larotonda.
Según la escritora, el blog intenta desde los inicios ser un espacio de participación donde puedan interactuar educadores, profesionales, niños o cualquier persona interesada por el cuidado del medio ambiente y que no tenga las herramientas para manifestarse.
Vivir con conciencia ecológica implica generar acciones encaminadas a cuidar el planeta. Lo bueno es que tanto los adultos como los niños, y desde distintos lugares, pueden impulsar el cambio.
Otras propuestas:

Prof. María Emilia Vega Moro
La sala de informática, segunda y tercera sección.